Alcaldía de Neiva fue ineficiente en cobro de impuestos revela la Contraloría

La Contraloría advirtió que por ineficiencia en las políticas de recaudo, la Alcaldía de Neiva dejó de percibir en el 2017 cerca de 140.000 millones de impuestos por predial, industria y comercio y multas de tránsito. Polémica.

En el último año, la Alcaldía de Neiva dejó de recaudar cerca de 139.831 millones de pesos de impuestos, especialmente predial, industria y comercio y recaudos por multas de tránsito. Las bajas metas demuestran las deficiencias en la gestión de recaudo, concluyó el contralor de Neiva, Hildebran Perdomo, al presentar el análisis de las cifras del año pasado.

El tema generó una dura controversia con el equipo económico que le salió al paso a los cuestionamientos y hallazgos encontrados durante la auditoría. El informe por el examen de las cifras, enriquece sin duda, el debate en momentos en que la Alcaldía insiste en un nuevo paquete de impuestos en la actualización del estatuto tributario

La guerra epistolar la desató el oficio 0489  expedido el 13 de marzo de 2018, por el Director de rentas, según el cual el valor de las cuentas por cobrar ascienden a 82.702 millones de pesos, valor que exclusivamente por los impuestos predial e Industria y Comercio sin incluir el valor reportado por la Secretaria de Movilidad que asciende a la suma de $57.129 millones.

El organismo fiscalizador  estimó que el Balance General presentó en total en la cuenta por cobrar la suma de 70.738 millones, lo que genera incertidumbre al no establecer con certeza el monto total de la cartera por concepto de impuesto predial, Industria y Comercio y Movilidad, ya que el Municipio no efectuó una adecuada conciliación de la cartera que garantizará su depuración.

El valor total del recaudo por recuperación de la cartera en la vigencia 2017 fue de 7.161 millones de pesos, presentando una disminución del recaudo con relación a la vigencia 2016 de 859 millones de pesos, lo que significa, según el contralor Perdomo,  “una ineficiente gestión de cobro”, incumpliendo con el  Reglamento Interno del Recaudo de Cartera.

“La mayor deficiencia en el recaudo de la cartera, radica en que las bases de datos de los impuestos no se encuentran debidamente depuradas, y al desconocimiento de las acciones de cobro a realizar, conforme al procedimiento tributario, permitiendo que las posibilidades de gestión sean mínimas”, reportó la Contraloría.

En plata blanca

A diciembre 31 de 2017, según la Contraloría,  se presentó una cartera que alcanzó la suma de $139.831 millones, en la que está incluida el valor de la cartera de predial por valor de $83.608 millones, recuperándose  de este concepto en la vigencia 2017 el valor de $7.161 millones.

“Estas cifras demuestran  que el esfuerzo fiscal ha sido insuficiente, ante el bajo cumplimiento del recaudo, en consecuencia se hace necesario revisar los términos de gestión, y la dinámica seguida en el proceso de cobro”, concluyó el organismo de control al examinar los estados financieros de la entidad durante el 2017.

 

Réplica

El saldo de las rentas por cobrar se encuentra debidamente conciliado entre los módulos de cartera y contabilidad, replicó la secretaria de Hacienda, Saray Rojas.

El saldo de esta cartera presentado en archivo del cierre contable con fecha 13 de enero de 2018 corresponde a $83.608 millones. En su criterio,  la diferencia radicó en que la oficina  de sistemas en el momento de certificar la cartera a Rentas lo tomó con una fecha de corte antes del cierre contable y omitió el reporte de la cartera de Rete-Ica que también debía incluirse, generando las diferencias expuestas. En la cuenta rentas por cobrar de contabilidad se encuentra registrada la cuenta  de alumbrado público pero no se reportó en el módulo de rentas quedando una diferencia de $29.235 pesos por conciliar en el Impuesto Predial Unificado.

Además, la diferencia presentada se originó porque la Secretaria de Movilidad omitió el reporte de un concepto a contabilidad para su respectiva conciliación y registro en el módulo contable. Esa diferencia asciende a 3.895 millones de pesos, cifra que no se reportó en el módulo contable.

La Secretaría de Hacienda aclaró que en la actualidad todas las entidades territoriales están  realizando depuración y saneamiento  contable, ordenado en la pasada reforma tributaria. La norma  (Ley 1819 de 2016) otorgó un  plazo de dos años para realizar la depuración, de tal manera que en los estados financieros se refleje en forma fidedigna la realidad económica, financiera y patrimonial de la entidad territorial.

El plazo se vence el 31 de diciembre de 2018. “En la actualidad el Municipio de Neiva viene adelantando todas las acciones necesarias para cumplir con este proceso”, afirmó.

Además, recalcó que la actual administración reactivó en noviembre de 2017, fue el comité Técnico de Saneamiento Contable, creado en el 2011 para aprobar los procesos de depuración y saneamiento contable.

Amnistías

Adicionalmente, Hacienda advirtió que en  el 2017, el recaudo efectivo de cartera se vio afectada por la  amnistía tributaria decretada por el Concejo (Acuerdo 003 de 2017) configurando una reducción de intereses moratorios y sanciones monetarias aplicables a los conceptos de impuesto predial unificado e ICA.

Aunado a lo anterior, en 2017, se presentó un aumento significativo en el número de contribuyentes quienes en aras de normalizar su situación tributaria, realizaron reestructuración de sus deudas, mediante acuerdos de pago. Esta actuación administrativa conllevó como obligación máxima el pago del 30% del monto capital adeudado y el débito de hasta en 48 cuotas del saldo capital e intereses restantes causados, acontecimiento que resulta para este caso poco eficiente en términos de recuperación y recaudo efectivo a favor del Municipio. Además, muchos ciudadanos realizaron su declaración tributaria sin pago o en cero, o esperan amnistías sucesivas para acogerse a prescripciones o aplazar sus pagos. “Esto mejora el recaudo de intereses pero no el recaudo efectivo, el cual no se contabilizó en el informe de la auditoria”, indicó Hacienda.

“Erra el ente de control municipal al afirmar que existió una ineficiente gestión de cobro, o desconocimiento de los procesos de cobro coactivo”,  aclaró.

El recaudo total del año 2017, según el reporte de la Secretaría de Hacienda,  superó en más del 3,4% respecto a 2016, cuando la situación económica del país en 2017 fue la más mala de los últimos 10 años, con un crecimiento del PIB del 1,7%. “Es decir, a pesar de las difíciles condiciones económicas, la gestión el recaudo fue positiva.”

Cifras polémicas

Cifras de la Contraloría

El comparativo de las cuentas por cobrar reportadas en el balance y las del módulo de rentas de acuerdo con la respuesta de la Secretaría de Hacienda establece que a los $70.738 millones de rentas por cobrar, se le adicionan las sanciones de industria y comercio, el porcentaje y sobretasa ambiental al impuesto predial, el anticipo del  40% al impuesto de industria y comercio, las sanciones de juegos permitidos y los intereses de impuesto de alumbrado público, para un total de $84.885 millones frente a $83.608 millones en el módulo de rentas.

La diferencia  es de $1.276 millones que no están en el módulo de rentas pero si registrados en contabilidad. En este orden, la observación relacionada con la diferencia entre el modulo contable y de rentas quedó superada.

Recaudo ineficiente

Con relación a la deficiencia en el recaudo de la cartera por concepto de impuesto predial, en la vigencia 2017, se recuperaron $7.161 millones, quedando un saldo a diciembre 31 de 2017 por $83.608 millones. Con estas cifras, según la Contraloría, se está demostrando el esfuerzo fiscal ha sido insuficiente, ante el bajo cumplimiento del recaudo.

En estas condiciones, la Contraloría concluyó que el Municipio de Neiva no ha realizado una gestión eficiente en el cobro de cartera, al establecerse que su recaudo en el caso de los $ 7.161 millones que corresponden al impuesto predial, representa un bajo porcentaje al ser comparado con el saldo a 31 de diciembre de 2017, de  $83.608 millones.

“La falta de un adecuado control y seguimiento lleva consigo que la inadecuada gestión cobro permita llegar a la perdida de la facultad de cobro de las rentas del municipio. Hallazgo con connotación administrativa”, aseguró la agencia fiscalizadora.

Cuentas por cobrar

Según la directora Técnica de Fiscalización, Leidy Viviana Castro, el Balance General registró en la cuenta rentas por cobrar “cartera” la suma de 70.738 millones de pesos, para la vigencia 2017; presentando disminución en el recaudo por “una ineficiente gestión en el cobro de la cartera”.

El ente de control cuestionó que hayan ingresado seis contratistas a la Oficina de Ejecuciones Fiscales  para un total de 33 y cuatro de planta, sin que haya garantizado el recaudo por recuperación de cartera ni se efectuaron las respectivas conciliaciones.

El esfuerzo fiscal ha sido insuficiente. La Contraloría advirtió que las amnistías y los acuerdos de pago mostraron una reducción.

Réplica

En  respuesta de la Secretaría de Hacienda esa suma de 70.738 millones de pesos para la vigencia 2017 corresponde a rentas por cobrar excluyendo el valor adeudado por concepto de multas y sanciones por infracciones a las disposiciones de tránsito y transporte.

Además, le precisó que para gestión de cartera el Municipio de Neiva solamente dispone de siete profesionales y tres realizan actividades de apoyo, motivo por el cual, no es absoluto el hecho que 33 contratistas estén gestionando cartera, como lo aseguró  la Contraloría.

Rentas por cobrar

La Contraloría de Neiva reiteró que los contribuyentes adeudan por concepto de impuesto predial la suma de 68.235 millones de pesos y  con respecto al impuesto de industria y comercio alcanza la suma de 14.467  millones de pesos.  El valor de éstas dos rentas por cobrar, frente a los reportado en el Balance General de prueba a 31 de diciembre 2017 que equivale a la suma de 70.738 millones de pesos  registrando de esta manera una diferencia de 11.963 millones que superan el valor reflejado en el Balance General de prueba, lo que genera incertidumbre.  “La inadecuada administración y control de la cartera, que no garantiza su recaudo”, concluyó.

Réplica

“El saldo de las rentas por cobrar se encuentra debidamente conciliado entre los módulos de cartera y contabilidad, de acuerdo con la autorización realizada por el comité de saneamiento contable”, replicó la Secretaría de Hacienda.

Precisó que el saldo de esta cartera presentado en archivo del cierre contable con fecha 13 de enero de 2018 corresponde a 83.608 millones;  la diferencia radica en que la oficina  de sistemas en el momento de certificar la cartera a Rentas lo tomó con una fecha de corte antes del cierre contable y omitió el reporte de la cartera de Rete-Ica.

Prescripciones

De acuerdo con la Contraloría, la Secretaría de Hacienda reportó que las prescripciones solamente de ICA y predial concedidas por el Municipio de Neiva en la vigencia fiscal 2017 ascendieron a  16.837 millones de pesos.  De éstos 2.282 millones corresponden a Industria y Comercio y 14.554 millones a predial, generado por un seguimiento ineficaz al cobro de la cartera.

Réplica

Los valores descritos como prescritos, según lo replicó Hacienda,  hacen referencia a sumas globales, toda vez, que dentro las mismas oscilan acreencias que se encuentran en trámite de procedimiento administrativo de cobro coactivo.  “Esto significa que no se ha declarado la prescripción de los mismos, o este fenómeno no procedió en atención a la interrupción de su término por la emisión y surtimiento de las actuaciones propias en el procedimiento administrativo citado”.

FUENTE: LA NACION