Jim Carrey no irá a juicio por suicidio de su exnovia

Un portavoz del actor confirmó a The Hollywood Reporter que el juez no encontró indicios que pudieran ligar al actor con la decisión de Cathriona White de quitarse la vida.

Jim Carrey no irá a juicio por el suicidio de su exnovia Cathriona White. Así lo informó un portavoz del actor al medio estadounidense The Hollywood Reporter, que publica que el juez no encontró indicios que pudieran responsabilizar al actor con la decisión de la estilista de quitarse la vida a los 30 años. (Ver El talento oculto de Jim Carrey que sorprende a sus seguidores).

Cathriona White murió en septiembre de 2015. La oficina forense de Los Ángeles dictaminó en el informe sobre su muerte que se trató de un suicidio. Según las autoridades, la mujer falleció a consecuencia de la combinación de una serie de fuertes medicamentos que consumió en las horas previas, incluyendo Zofran, Propranol, Percocet y Ambien.

Desde entonces, la madre y el exesposo de White, Brigid Sweetman y Mark Burton, acusaron a Jim Carrey de haberle proporcionado a la maquilladora los medicamentos con prescripción médica que ella utilizó para quitarse la vida. Sweetman aseguró que el actor había puesto al alcance de su hija unas pastillas que le habían sido prescritas a él y a causa de las cuales, más tarde, la joven falleció de sobredosis no accidental.

Luego los medios estadounidenses informaron que Jim Carrey le había mandado un mensaje de texto a Cathriona White la noche anterior a su muerte preguntándole si sabía dónde habían ido a parar algunos de los calmantes que le había recetado su médico, que habían desaparecido.

Cathriona White y Jim Carrey se conocieron en 2012 en una producción cinematográfica. La relación sentimental terminó el 24 de septiembre de 2015 y el 28 de ese mismo mes, White fue encontrada muerta en su casa. “Jim, te amo. Por favor, perdóname. No soy para este mundo”, decía la joven en la nota de suicidio. (Archivo Revelan fragmentos de la carta que escribió la exnovia de Jim Carrey antes de suicidarse).

El litigio estuvo definido por el constante intercambio de demandas y contrademandas entre las dos partes. La familia de Cathriona White utilizó como principales argumentos para defender su posición que el intérprete le había hecho la vida imposible durante su turbulenta relación, que le había transmitido tres enfermedades venéreas y, en último término, que había sido él quien le había proporcionado los calmantes con los que puso fin a su vida. (Archivo Publican carta en que exnovia de Jim Carrey lo acusa de introducirla a la cocaína).

Por otra parte, el abogado de Jim Carrey alegó que las demandas presentadas por Sweetman y Burton pecaban de inconcreción, ya que en ellas no se especificaba si el homicidio por negligencia del que acusan a Jim Carrey se habría producido de forma involuntaria o deliberada. En todo caso, el representante del humorista insiste en que se trata de una acusación del todo infundada porque el suicidio de la irlandesa fue desgraciadamente algo planeado y meditado, en la línea de lo que el propio artista afirmaba en un comunicado oficial poco después de la muerte de su exnovia.

Tras dos años, el juez que estudió el caso dictaminó finalmente que Carrey no tuvo responsabilidad alguna en el suceso y, por tanto, este no tendrá que ir a juicio.

El portavoz de Carrey comentó a The Hollywood Reporter que la decisión judicial le fue comunicada el pasado 25 de enero y que el actor ya está preparado para “seguir con su vida”.

Por su parte, ni Brigid Sweetman ni Mark Burton han querido hacer declaraciones sobre el varapalo que han sufrido en su pretensión de ver al artista sometiéndose a juicio.

“En este momento no tenemos ningún comentario que compartir”, dice la escueta nota facilitada por su equipo legal a los medios de comunicación.

Además de defender su inocencia desde el primer momento y sin ambages, en los últimos meses Jim Carrey también usó sus redes socialespara denunciar lo que, a su juicio, ha sido una estrategia de mentiras y calumnias orquestada por la madre, el exmarido y, sobre todo, el abogado que en su momento trabajó para Cathriona White y que, después, asesoró a sus familiares para lanzar sus ataques contra él. (Leer también Jim Carrey: “En realidad no existes, solo eres ideas”).

“Hoy he registrado una contrademanda contra Filippo Marchino, del bufete The X-Law Group, Mark Burton y Brigid Sweetman. Por desgracia, hace tres años cedí y acabé llegando a un acuerdo para resolver unas falsas acusaciones que había vertido contra mí el señor Marchino en nombre de Cat, lo que derivó en un proceso legal muy costoso y doloroso. En ese momento Cat estaba siendo explotada por este señor. Ahora que el caso se está recrudeciendo, no pienso permitir que este fraude siga su curso, porque este tipo de comportamiento me parece inaceptable, sobre todo porque las alegaciones vienen de un hombre que era su marido, pero solo en título y no en substancia, y de una madre con la que no tenía relación”, dice la carta que compartió en su perfil de la red social.

FUENTE: EL ESPECTADOR