La estricta norma de Facebook para evitar el acoso sexual entre sus empleados

A los empleados(as) se les permite preguntar a un compañero(a) una vez si quiere salir, y si la respuesta es un no, o un ambiguo o cordial “Oh, ya tengo planes para la noche del viernes”, no les está permitido preguntar de nuevo.

Si vuelven a preguntar, se exponen a acciones disciplinarias o acusaciones de acoso sexual.

Así lo informa el periódico ‘The Wall Street Journal’, que agrega que Google tiene una política similar.

Las políticas sobre relaciones entre empleados en las empresas están siendo revisadas luego de que el movimiento #metoo (#yotambién) pusiera en evidencia decenas de casos de acoso y abuso sexual en Estados Unidos, en particular en Hollywood.

Algunos consideran que el enfoque es radical, pero conveniente.

Alentar este tipo de estándar es útil incluso fuera del lugar de trabajo. Una de las otras ventajas de la política es que asume que ambas partes son igualmente capaces de saber qué es lo que quieren y pedirlo… el consentimiento debe ser energético y sin ambigüedades”, dice Susan Metthews, en Slate.

“Google, que implementó por primera vez una política formal de citas en 2004, tiene reglas similares sobre conflictos de intereses y desalienta las relaciones entre los empleados que perciben un desequilibrio de poder. Contrariamente al informe de la Revista, sin embargo, un vocero de Google dijo que no había una regla formal sobre cuántas veces un empleado puede preguntar a un compañero de trabajo en la compañía”, dice Gizmodo.

FUENTE: LA NACION