La noticia (falsa) del billete de 50 mil pesos que tiene en pánico a muchos en Colombia

La supuesta afirmación involucra al Banco de la República, que tuvo que salir desmentir y dar un parte de tranquilidad a los ciudadanos. Según el Emisor, ‘jugar’ con este tipo de información puede generar un impacto en la economía del país.

e trata de una información falsa que está circulando por redes sociales y que señala que el Emisor ordenó suspender la circulación de los billetes de 50 mil y 100 mil pesos en Colombia. Frente a esto, la entidad les pidió a los ciudadanos que no tengan en cuenta esta falsedad y que eviten difundirla para que no haya afectación en los pagos que se realizan.

La supuesta noticia circuló con fuerza este miércoles e, incluso, tenía la firma de Marcela Ocampo, la gerente del Banco Central, diciendo que había muchos billetes falsos de esta denominación y que, por eso, la entidad iba a recogerlos.

Esto “puede causar un pánico financiero en algún momento. Inmediatamente nos enteramos, emitimos un comunicado desautorizando esa circular como falsa. Es un juego muy peligroso, es como quitarle el oxígeno a la sangre de la economía”, aseguró el gerente general del Banrepública, Juan José Echavarría, citado por La W.

Según él, si hay una desconfianza con los billetes se puede afectar a la economía.

El comunicado que emitió el Emisor señala lo siguiente:

“Banco de la República desmiente noticia falsa sobre suspensión de billetes de cien mil y cincuenta mil pesos

El Banco de la República se permite informar a la opinión pública que se viene difundiendo una información falsa sobre la suspensión de la circulación de los billetes de cien mil y cincuenta mil pesos. Al respecto, el Banco de la República se permite reiterar que dicha información no corresponde a la verdad y que se estarán presentando las denuncias penales correspondientes en la Fiscalía General de la Nación.

El Banco de la República solicita a la comunidad en general no tener en cuenta dicha información y evitar divulgarla para prevenir cualquier afectación al normal desarrollo de los pagos en Colombia”.

FUENTE: PULZO