Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Programación General

12:00 am 6:29 pm

Programa actual

Programación General

12:00 am 6:29 pm


En un taxi atracadas y violadas por lo menos 15 mujeres en Barranquilla.

Escrito por el 22/02/2021

Banner_980x120NEIVA_Mesa de trabajo 1

Peritos forenses inspeccionaron el taxi en el que habrían sido atracadas y abusadas sexualmente por lo menos 15 mujeres en Barranquilla desde el pasado 27 de diciembre de 2020 hasta inicios de enero de 2021. 

Una fuente cercana a las investigaciones adelantadas por la Fiscalía, Sijín Caivas y Ejército, entregó a “EL HERALDO” detalles de cada uno de los elementos encontrados y que supuestamente eran utilizados por tres falsos taxistas que fueron capturados el nueve de febrero en Barranquilla  y Soledad. El carro fue pieza clave en la indagación que hoy tiene tras las rejas a los presuntos delincuentes.

En medio de la inspección al ‘zapatico’, la sorpresa para los investigadores fue mayor, pues encontraron algunos de los elementos que las mujeres víctimas habían descrito en sus denuncias.

“Los peritos forenses recogieron fluidos corporales que se encontraban en los tapetes y en los cojines del vehículo que se encuentran en análisis. También, un aceite que sería utilizado para los tocamientos y una correa que sería de una de las víctimas, al igual que un bóxer de hombre lleno también de fluidos”, precisó la fuente El Heraldo.

Además, el investigador aseguró que estos tres sujetos “utilizaban cintas adhesivas para someter a mujeres y así poder lograr su objetivo”.

“En la guantera del taxi tenían un paquete de tabocas que eran colocados en los ojos de las mujeres y las amedrantaban diciéndoles que tenían un arma de fuego o un cuchillo y que si gritaban las iban a herir, para que ellas accedieran a sus pretensiones sexuales. Al momento en que las dejaban abandonadas las bajaban con los ojos cubiertos por el tapabocas y les decían que como miraran la placa del vehículo las asesinaban”, detalló.

Para los investigadores, la constante presencia de denunciantes que relataban hechos similares fue motivo de alerta, por lo que empezaron a utilizar técnicas especializadas para este tipo de casos que buscaban definir un modus operandi.

“Estos tres sujetos fueron señalados por sus víctimas a través de reconocimiento de álbumes fotográficos que inicialmente logramos realizar a través de retratos hablados. Fue necesario un análisis criminal con una base de datos que manejamos y allí determinamos que todos los casos tenían el mismo patrón de conducta. Fue necesario también un psicólogo criminal que nos orientó con el perfil de cada uno de los responsables”, añadió.

De igual forma, afirmó: “Realizamos las entrevistas a las víctimas que nos permitió identificar el mismo modo de operar en todos los casos, es decir, cómo las abordaban, qué tipo de actividad les realizaban entre otros aspectos que fueron fundamentales en las investigaciones como seguimientos por parte del personal de inteligencia”.

Lea también: CAPTURADO PASTOR CRISTIANO POR VIOLAR A DOS DE SUS HIJASTRAS.

Las mujeres que fueron abusadas, a través de las denuncias entregaban detalles como placas del automotor, de cómo era el interior del vehículo y otros datos que ayudaron a los uniformados a ubicar este taxi.

“Las víctimas identificaron que en el interior del vehículo la perilla del seguro no estaba, lo que hacía que no pudieran abrir el carro cuando las estaban robando y abusando. Además, coincidían en cosas que parecían insignificantes, pero jugaban un papel importante como el tapizado del vehículo, los vidrios polarizados y hasta las letras y números de las placas que fuimos construyendo poco a poco”.

Asimismo, la fuente precisó que “uno de los tres era el más pasivo porque era quien dialogaba con las víctimas sin violencia y hasta les daba dinero para devolverse a sus casas, pero eso no lo exime de su responsabilidad dentro de la banda porque también es señalado de violar a varias mujeres”.  

Aunque no les decían a sus víctimas directamente que las iban a abusar sexualmente, bajo las amenazas y agresiones llegaban a ese punto.

“Uno de los pretextos que utilizaban para abusarlas era que debían quitarse la blusa para poder revisar si no tenían objetos de valor ocultos en esas zonas. Desde ese momento era que iniciaba el tocamiento de sus partes íntimas, las obligaban a que se desnudaran completamente y hasta que les realizaran sexo oral”, precisó la fuente judicial El Heraldo.

De acuerdo con la investigación, ‘El Menor’, ‘El Picha’ y Antony, los presuntos delincuentes, tenían su zona de operación establecida, pero las cámaras analíticas de la Policía ayudaron a tumbar su entramado delictivo.

“Utilizaban horarios específicos para poder cometer este tipo de hechos  como altas horas de la noche y las madrugadas. Ellos operaban puntualmente en la calle 30 con dirección hacia Malambo y Soledad, la Circunvalar, Cordialidad, entre otras. Ya tenían referenciados los puntos que los pasajeros frecuentaban para utilizar este tipo de servicio informal y así poder coger a sus víctimas que eran mujeres con cuerpos esbeltos y que llamaban la atención”.

Lea también: PADRE ASESINA A SU HIJO CON DISCAPACIDAD CON UNA ESCOPETA.

Gran parte de recorridos a los que eran sometidas estas personas partían desde Barranquilla y terminaban en los municipios de Soledad o Malambo.

“El vehículo por lo general siempre iba a toda velocidad y por las cámaras analíticas, junto con los testimonios de las denuncias, pudimos establecer que eran alrededor de 60 minutos los que utilizaban estas personas para cometer los robos y abusos”, dijo uno de los encargados del caso.

Los capturados.

Los capturados por estos hechos fueron identificados por las autoridades como Ricardo Rodríguez Gutiérrez, de 21 años, alias Menor, quien tiene un amplio prontuario judicial por delitos como lesiones personales, porte ilegal de armas, homicidio, abuso de confianza y acceso carnal violento; Jean Carlos Escorcia Nova, de 27 años, quien tiene anotaciones por hurto calificado y acceso carnal violento.

El tercer capturado responde al nombre de  Antony Edgardo Amarís Jiménez, de 23 años, quien sería el conductor del vehículo.

Los tres ya fueron enviados por un juez a un centro carcelario por representar un peligro para la sociedad, según el togado, pero los trabajos de inteligencia continúan porque serían dos hombres más los que operaban con los hoy capturados.

Además, se conoció que los detenidos eran conductores de vehículos de servicio público y que solo uno de ellos tenía un vehículo de manera fija. Mientras que los demás pedían taxis prestados a personas “que no tenían ni idea de que cometían estos hechos”, según explicó la fuente.

close
modal

SUSCRÍBETE

CADA DÍA EN TU CORREO LAS TRES NOTICIAS MÁS DESTACADAS PARA QUE EMPIECES EL DÍA INFORMADO

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *